Tipos de Filtros

Nuestros socios poseen las líneas más completas a nivel nacional en filtros para aceite, aire, gasolina, diesel y agua, tanto en servicio automotriz como en servicio pesado, industrial, agrícola y marino.

Filtros para aceite
Los filtros para aceite están diseñados con el propósito de atrapar aquellas partículas de contaminantes, contenidas en el aceite, que pudieran dañar las partes del motor.

Filtros para aire
Los motores deben aspirar aire libremente para un funcionamiento apropiado y potencia plena. El filtro para aire tiene la función principal de atrapar contaminantes peligrosos.

Filtros para gasolina y diesel
Los combustibles más comunes utilizados son: la gasolina y el diesel. La característica más importante en la operación del sistema de combustible es limpieza. Los filtros para gasolina y diesel previenen que contaminantes peligrosos alcancen el carburador y posiblemente pasen dentro del motor, causando daños.

Filtros para agua (acondicionadores)
En los motores de combustión interna para uso automotriz y sobre todo para servicio pesado, el sistema de enfriamiento es un componente de mucha importancia para el buen funcionamiento.

La variedad de filtros es infinita!

Medios filtrantes y sus instrucciones de uso

El corazón de un filtro es el medio filtrante que se use. Los medios filtrantes más comunes son los celulósicos, tanto para equipo original como el mercado de repuestos. Los medios filtrantes pueden estar compuestos de celulosa, fibra sintética y/o microfibras de vidrio en su mayoría, dependiendo de su aplicación.

Estos pueden presentar múltiples sistemas alternativos de resina que permiten adaptar el sistema de curado a los equipos de proceso de los fabricantes de filtros, que por lo general abarcan lo siguiente:

CURADO STANDARD – Requiere 10 minutos de calor a 150ºC (300ºF).
La temperatura y la velocidad de proceso deben de ajustarse al óptimo.

CURADO BAJA ENERGIA – Requiere menor calor y tiempo que el STD.
El papel se procura en proceso. Necesita 2-3 minutos de calor a 130ºC (280ºF).
La utilización de las condiciones STD no afectan su desempeño.

NO CURADO – No requiere calor.
Para lograr plisado óptimo se recomienda que se caliente el papel antes de la plisadora.